InicioThermobel

Thermobel

Muebles Thermobel tiene su origen en Segovia, en 1949, fruto del esfuerzo de un joven matrimonio procedente de la localidad de Cantimpalos. En un pequeño taller, ubicado en esa provincia, el fundador de la empresa, Tomás Hernando, comenzó a efectuar sus primeros encargos, algunos de ellos sencillos y otros de mayor envergadura como  las  puertas de la iglesia de San José, en esta pequeña capital, que en la actualidad aún permanecen en el templo de este humilde barrio de obreros. Según explicaba, cuando uno de los responsables del Obispado acudió a visitar el taller tuvo que ocultar que realizaría allí mismo el trabajo ante la falta de confianza que generaba el paupérrimo lugar.

Las virutas de esta y otras obras, como la marquetería de un grupo de viviendas, fueron el germen del negocio actual.

Con estos pequeños restos de madera, Tomás Hernando y su mujer, Elisa Rubio, decidieron fabricar taburetes cuya venta, por 19 pesetas, era anunciada en El Adelantado de Segovia. “La gente lo compraba y se lo llevaban en sus brazos, había más necesidad que ahora”, recordaban.

El joven matrimonio consiguió iniciar el negocio con la venta de todos sus sencillos taburetes. El beneficio obtenido permitió reunir fondos para abrir un pequeño establecimiento donde expusieron nuevas creaciones. Además, en este mismo momento, la empresa comenzó a diversificarse e inició la compra y venta de mobiliario, naciendo de esta forma Muebles Hernando, la primera tienda de muebles abierta por la familia.

La época de la posguerra no fue sencilla. Junto al matrimonio, y a muy corta edad, se unieron a las empresas los hijos mayores y, poco a poco, con el tiempo, los diez descendientes del matrimonio formaron la entidad actual cuyo crecimiento en las últimas décadas ha sido especialmente significativo.

UA-6247550-3